martes, 3 de mayo de 2016

Illescas también acogerá el proyecto de “Paciente experto” con personas con enfermedad mental

ECI. A finales del pasado mes de abril Sanidad puso en marcha un el proyecto, que durará seis meses y se desplegará en un total de 14 Centros de Rehabilitación Psicosocial y Laboral de toda la región, incluida la localidad de Illescas.



La Fundación Sociosanitaria de Castilla-La Mancha, dependiente de la Consejería de Sanidad, ha contratado, a través del Plan Especial de Empleo de Castilla-La Mancha, a 16 personas con enfermedad mental que se integrarán en equipos profesionales de trabajo para apoyar y ayudar a otras personas que se encuentran en situaciones similares.

El primer paso de este programa, en el que participan también 16 profesionales, se ha iniciado este lunes con la primera de las tres sesiones formativas que se ofrecerán a los participantes en el Instituto de Ciencias de la Salud de Talavera de la Reina en el marco de este innovadora iniciativa que, tal y como ha explicado la directora general de Planificación, Ordenación e Inspección Sanitaria de la Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha, María Teresa Marín, “es una experiencia ilusionante por lo que tiene de innovadora, de integradora y de apuesta clara por un modelo de atención que recurre a la participación y apoyo entre iguales como una herramienta eficaz en el tratamiento”.

El programa, que se va a extender durante seis meses, llevará a estos equipos de trabajo a un total de 14 Centros de Rehabilitación Psicosocial y Laboral de la región (Toledo, Torrijos, Illescas, Consuegra, Talavera de la Reina, Cuenca, Tarancón, Caudete, Almansa, Hellín, Valdepeñas, Daimiel, Ciudad Real y Alcázar de San Juan), donde se desarrollarán acciones de “apoyo entre iguales”, poniendo en valor y utilizando la experiencia en primera persona de quien ha convivido con la enfermedad mental para servir de apoyo a otras personas que experimentan las mismas situaciones, “ayudando a superar el proceso de la enfermedad, a incorporarse a la sociedad, a ser más visibles, más activos y desarrollar todas sus capacidades”, ha recalcado María Teresa Marín,

Además, el proyecto también prevé la formación a profesionales de la red de centros de la región, así como a familiares de los pacientes y la puesta en marcha de acciones para sensibilizar y desmontar los estigmas que acompañan a las enfermedades mentales.

Empoderamiento y humanización

Para poner en marcha este proyecto se ha trabajado partiendo de principios clave como el empoderamiento de los propios pacientes, la lucha contra el estigma de las enfermedades mentales, la humanización de la asistencia sanitaria y la mejora de la calidad asistencial de los servicios que se prestan a los pacientes.

En este sentido, la directora  general de Planificación, Ordenación e Inspección Sanitaria ha explicado que esta iniciativa aportará beneficios tanto a los profesionales como a los receptores del apoyo mutuo, que verán cómo mejora su calidad de vida percibida, su participación activa y su visibilidad social.  Asimismo, este nuevo modelo de trabajo va a aportar “horizontalidad” en la atención, favoreciendo la construcción de discursos “basados en experiencias de recuperación en salud mental”.