lunes, 6 de junio de 2016

El Ayuntamiento de Illescas se pone las pilas en materia de protección del menor

ECI. A instancias del Concejal de ISP, Diego Gallardo, que solicitó al consistorio que se cumpla la legislación en materia de trabajo con menores, el consistorio illescano ha solicitado a los diferentes departamentos que los empleados aporten el certificado del Registro Central de Delincuentes Sexuales.



El año pasado se modificaba la ley que regula el trabajo de funcionarios, voluntarios y personal laboral de las administraciones públicas que estén trabajando con menores en cualquier tipo de actividad. La modificación exige que los trabajadores/as de la  administración local o voluntarios/as que presten servicios con la misma Tienen que solicitarle un certificado de penales de menores.

La Ley Orgánica 1/1996, de Protección Jurídica del Menor, modificada por la Ley 26/2015 y la Ley 45/2015, de voluntariado establecen la obligación de que se aporten certificados negativos del Registro Central de Delincuentes Sexuales para todos los profesionales y voluntarios que trabajan en contacto habitual con menores. 

El edil de ISP se interesó en comisiones informativas e instó  a los diferentes presidentes de éstas,  (Servicios Sociales, Cultura, Juventud, Festejos, Educación y Deportes, que no tenían conocimiento de normativa legal. En este sentido presentó solicitud formal en el registro general del consistorio para que se hiciese cumplir la norma. 

El Área de Secretaría-Asuntos Generales, y en cumplimiento con el art. 13.5 de la L.O., 1/1996, de 15 de enero de protección jurídica del menor,  ha puesto en conocimiento de todos los servicios del Ayuntamiento, que todos aquellos trabajadores municipales que durante el ejercicio en su puesto de trabajo tratan con menores, deberán aportar certificado del Registro Central de Delincuentes Sexuales. En este sentido el Ayuntamiento también está tramitando la solicitud conjunta de aquellos trabajadores que lo hayan autorizado previamente.