viernes, 15 de julio de 2016

El Escritor y concejal Illescano, Julian Saudí, presenta “Niños sin verdad”

ECI. Niños sin verdad, una novela de índole social, que denuncia el que posiblemente sea el mayor escándalo de corrupción del país. Se estima que cerca de 300.000 niños fueron robados y entregados a familias del régimen franquista tras la guerra y hasta después de la década de los 70.


Julian Saudí durante la presentación de su libro, firmando ejemplares


Julian Saudí; acompañado por el alcalde de Illescas, José Manuel Tofiño; el editor de la novela y Fernando Alejo, integrante de la Tertulia de Illescas; dio a conocer su segundo trabajo editorial, ambientado en un Madrid Trepidante, de la posguerra y en el ámbito de lo que el propio editor denominó “Novela Social”.

Durante la presentación, el alcalde de Illescas, apuntó directamente al Régimen, La iglesia , las monjas, , médicos y enfermeras…, como protagonistas de este delito, una práctica generalizada, que no prescribe mientras existan reclamaciones. Tofiño “invitó” al autora que este trabajo no sea el último y que siga trabajando en esa línea editorial.

Presentación de libro "Niños sin verdad", de Julian Saudí
Por su parte el editor de la novela, destacó el carácter social de la misma, en el que se enmarca la publicación, destacando el clamor de la lacra que supuso y supone el caso de “Los niños robados”.

Fernando Alejo, integrante de la Tertulia de Illescas, se refirió al caso como “La trama de corrupción más espeluznante que ha sufrió España y de nuevo, cómo Saudí en su novela, apuntó a la Iglesia, Médicos, militares, y políticos afines al régimen establecido por los vencedores de la Guerra Civil. Alejo destacó también la ambientación de la novela en el centro de la capital.

El autor y concejal de ISP, socio de gobierno en el consistorio illescano, mostró su agradecimiento a los asistentes y acompañantes. Destacó que no se trata de una novela política y dijo “ que no toma parte ni por un bando ni por otro”, destacando que lo importante es el hecho que entre 200.000 y 300.000 niños nunca conocerán a sus verdaderos padres.

El acto de presentación concluyó con un interesante debate final sobre el papel de la iglesia, en este caso, y como gestora de centros de enseñanza en el madrid de la época.