jueves, 19 de octubre de 2017

El gobierno municipal socialista de Illescas guarda silencio sobre la recaudación del “Radar Solidario”

El “Radar Solidario” podría haber recaudado más de un cuarto de millón de euros con multas a los conductores illescanos.



El Edil de la candidatura morada ISP, Diego Gallardo, ha reiterado las preguntas en sucesivas sesiones plenarias, sin obtener  respuesta sobre cuánto se ha recaudado sancionando a los conductores y cuál ha sido el destino de lo recaudado.

El sistema sancionador, cuyo objetivo inicial era el “solidario” tal y como fue promocionado por parte del gobierno municipal, tenía también como objetivo regular el tráfico y reducir la siniestralidad. En cambio no sólo no se ha hecho balance en este sentido. También se obvian las cantidades recaudadas y cuales han sido los colectivos beneficiados. Puesto que la recaudación tenía este objetivo también: destinarlo a asociaciones illescanas sin ánimo de lucro.

Después de varios plenos en los que el edil, Diego Gallardo, en su ejercicio de control fiscal, ha preguntado sobre estas cuestiones, las evasivas y el mutismo durante las sesiones públicas han sido la única respuesta obtenida por parte de los concejales socialistas en el gobierno.


Gallardo preguntó sobre “Cómo y qué cantidades se han repartido a las asociaciones elegidas a dedo por el gobierno de Illescas y si los radares de semáforo y móvil de coche seguían funcionando” . No ha habido pronunciamiento en este sentido. El edil de la formación morada advierte de la la posible incompatibilidad que puede darse,  puesto que una de las asociaciones que podría ser beneficiaria de parte de la recaudación del “Radar Solidario”, Comuneros de Castilla, es la dirigida por el socio de gobierno del Ayuntamiento, Julian Saudí viejo.

El edil que ha podido acceder a los documentos oficiales, aunque no porque hayan sido hecho públicos por el ayuntamiento. De éstos se desprende que las cantidades recaudadas por el organismo autónomo de recaudación en concepto de “Sanciones por Radar” superarían los 267.000 euros a fecha 27 de septiembre.

La empresa concesionaria es  VÍA LINE , S.L . A ésta le fue adjudicado el contrato sin concurso público. Después se ha podido saber que la cantidad recaudada por las sanciones hubiese hecho necesario el concurso.

El sistema sancionador hace más de dos meses que fue desmontado en el caso de los semáforos y el vehículo radar ya no opera en el municipio, a pesar de los cual las placas que advierten de su presencia siguen estando instaladas.